Español
La Corte Suprema de Nueva Jersey prohíbe la requisa de un automóvil en una situación donde se ha obtenido el consentimiento del conductor
​​

De acuerdo a las Constituciones de los Estados Unidos y Nueva Jersey, un agente de policía no puede registrar ni arrestar a una persona si no existe una causa que justifique tal registro o arresto. Un agente de policía tiene causa justificada para parar su automóvil y llevar a cabo una investigación si dicho agente cree que usted ha quebrantado una ley del código de tránsito. Pero el agente no puede parar un vehículo ni hacer una investigación debido a la raza del conductor y pretender que la razón para la detención fue una infracción a las leyes de tránsito.  Esto es una práctica ilegal que se conoce como “detener a una persona por su perfil racial,” en inglés racial profiling.

El uso, por parte de la Policía Estatal de Nueva Jersey, de los perfiles raciales para parar vehículos, ha sido el tema de casos y audiencias jurídicas llevadas a cabo por la legislatura del estado.  Hubo individuos que declararon que la policía del estado, después de haber parado un vehículo frecuentemente le pedía al conductor el consentimiento (estar de acuerdo) para requisar el automóvil.  La Corte Suprema de Nueva Jersey en un caso llamado State v Carty decidió que un agente de policía no puede detenerle por infringir una ley tránsito y luego pedirle que esté de acuerdo con una requisa, a menos que el agente crea que usted o sus pasajeros están llevando a cabo una actividad delictiva.

En Carty, un agente de la policía estatal paró a un vehículo por exceso de velocidad en la autopista New Jersey Turnpike. El conductor tenía un permiso de conducir válido y estaba conduciendo legalmente el vehículo, pero no llevaba consigo los documentos para probarlo.  El conductor firmó un formulario permitiendo que se registrara el vehículo. El formulario indicaba que el conductor sabía que se podía rehusar a dar el permiso. El patrullero entonces requisó al conductor y a su acompañante y descubrió que el pasajero llevaba cocaína. El tribunal de primera instancia decidió que se podía utilizar la cocaína encontrada como elemento de prueba contra el pasajero porque el conductor había consentido a la requisa. Un jurado determinó que el pasajero era culpable de la tenencia de drogas.

Un agente de policía puede legalmente registrar a una persona o sus pertenencias sin necesidad de una orden judicial si dicha persona da su consentimiento (está de acuerdo) a ser requisada. La Corte Suprema de Nueva Jersey decidió que el consentimiento de la persona no era suficiente para legitimar la requisa cuando dicha persona ha sido parada por cometer una infracción contra el código de tránsito.  El tribunal destacó que la gente se puede sentir forzada a acceder a la solicitud  del policía, aún si se les ha dicho que no tienen que hacerlo. De igual manera, se señaló que la policía había abusado de esta práctica, porque la mayoría de las personas que accedieron a una requisa no eran culpables, lo que quiere decir que se les "avergonzó " e "incomodó" sin haber razón alguna.  Por lo tanto, se decidió que una vez el agente haya terminado de investigar la infracción de tránsito, éste tiene que tener “una sospecha razonable y que pueda ser expresada”  de que el conductor o el pasajero está o ha estado involucrado en actividades delictivas antes de que dicho agente pueda pedir el consentimiento para registrar el vehículo. También dijeron que el agente no puede basar su "sospecha" sólo en el "nerviosismo" del conductor o pasajero. A fin de llevar a cabo "una inspección corporal", el policía tiene que tener una razón para creer que usted está "armado y es peligroso" o que se ha cometido o se está cometiendo un delito. 

La decisión cubre a todos los agentes de policía

Antes de que la Corte Suprema de Nueva Jersey decidiera el caso Carty, la Policía Estatal ya había accedido a no pedir al conductor automáticamente el consentimiento para requisar el vehículo. Pero la decisión de la Corte Suprema de Nueva Jersey rige a todos los agentes de policía. La decisión de la Corte también crea un derecho en virtud de la Constitución de Nueva Jersey . ​​

12/5/2016